El camote es una de las raíces comestibles más antiguas e importantes para la alimentación debido a sus excelentes características nutricionales, siendo fuente de carbohidratos, proteínas y minerales como el Zinc, Hierro, Fósforo, Potasio y Calcio, además de vitaminas como la B, C y provitamina A.

Por sus características de calidad y adaptación, el camote contribuye a la seguridad alimentaria de la población ecuatoriana, que podría ayudar a combatir la malnutrición en áreas marginales. Sus bajos costos de producción lo convierten en un rubro apropiado para pequeñas extensiones, especialmente para las zonas de Manabí, Guayas y Los Ríos.

El Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) a través de la Estación Experimental Portoviejo, desarrolla tecnologías en torno a este rubro, para lo cual dispone de variedades con características de precocidad, alta productividad y calidad nutricional.

Entre estas variedades se encuentra “INIAP Toquecita” de pulpa anaranjada, liberada en el año 2019, la cual cuenta con características como variedad precoz, con gran potencial agroindustrial, de calidad de exportación y que presenta un rendimiento promedio de 21,5 TM/ha, superando el rendimiento de variedades locales.

El camote tiene gran potencial gastronómico por la versatilidad en sus diferentes formas de preparación, las más tradicionales son asadas, fritas o cocinadas. Puede ser utilizado en la elaboración productos como pasteles, coladas, helados, bebidas, sopas, entre otros. Además, es apto para la alimentación animal, ya que tanto las ramas como las raíces tuberosas son utilizadas en la alimentación de ganado vacuno (ensilaje), porcino y caprino.

Como parte del patrimonio nacional, INIAP mantiene un banco de germoplasma con 418 materiales de camote recolectados en 18 provincias del Ecuador. Actualmente se desarrollan trabajos con el Centro Internacional de la Papa (CIP) para lo cual se están evaluando 17 materiales para la zona norte, en Esmeraldas y Sucumbíos, con el fin de identificar los materiales que mejor se adapten a la zona, y liberar una nueva variedad que cuente con características ideales para estas provincias.

En 2021, INIAP realizará la liberación de un material como fomento a la agroexportación, brindando una alternativa económica al sector, apoyando a la reconversión de cultivos en zonas de baja fertilidad en sistemas de monocultivo.

INIAP constantemente trabaja para mejorar la seguridad nutricional y el nivel de vida de los agricultores y habitantes de las zonas productoras de camote, mediante el desarrollo y la validación de tecnologías de producción, transformación y valor agregado, con el fin de beneficiar a las familias agricultoras campesinas del país.