Esmeraldas, 10 de diciembre del 2020.- El Ministerio de Agricultura y Ganadería, Agrocalidad, BanEcuador e INIAP a través de la Estación Experimental Santo Domingo impulsan el desarrollo productivo. Esto fue posible gracias a la ampliación de la zona de recomendación para la siembra de material genético de cacao de alto rendimiento y calidad en aroma, mediante la entrega de licenciamientos en la provincia de Esmeraldas.

Esta articulación busca dar respuesta a los problemas presentados en el rubro palma. Actualmente, se trabaja con las organizaciones campesinas para dar alternativas viables de producción agrícola como aporte a la reconversión de cultivos como palma y cacao con el objetivo de reactivar la economía de la provincia de Esmeraldas. La reactivación es posible mediante la siembra de clones de cacao finos de aromas EETP-800 y EETP-801 que son de alta productividad y calidad e incluso cuentan con financiamiento a través de créditos productivos.

Bajo esta premisa se realizó el lanzamiento de la ampliación de la zona de recomendación de los clones de cacao EETP-800 y EETP-801 en el Recinto Timbiré, Cantón San Lorenzo junto a la Asociación de Mujeres Afro-Timbiré del Futuro (AMATIF), donde se socializó con asociaciones de productores y empresas privadas sobre los licenciamientos no exclusivos, garantizando calidad en la venta de material genético de los clones.

El evento contó con la presencia del Ing. Andrés Andrade, Director Ejecutivo del INIAP quien destacó que actualmente el INIAP trabaja por traer mejores días a la ruralidad y disminuir la pobreza. “Apoyamos a la Súper Mujer Rural de Timbiré, con quienes trabajaremos en la ampliación de la zona de recomendación con activos biológicos del INIAP como los materiales de cacao 800 y 801”, afirmó Andrade.

El evento concluyó con el compromiso de todas las entidades involucradas en apoyar al incremento de la productividad de las fincas cacaoteras de los productores, a través de  políticas públicas en territorio, mejorando las condiciones socioeconómicas de las familias campesinas, impulsando la generación de valor agregado y dando mayor rentabilidad a la producción cacaotera.