El Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias – INIAP en articulación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería – MAG, la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario – Agrocalidad y la Banca Pública para el Desarrollo – BanEcuador, inauguraron este 01 de septiembre de 2020, la primera Escuela de Fruticultura en el cantón Pimampiro, la cual pretende fortalecer las capacidades de los agricultores dedicados a esta actividad, aplicando la tecnología generada por el Instituto en los diferentes frutales que se cultivan a nivel nacional.

Las capacitaciones estarán enfocadas en temas relacionados a buenas prácticas agrícolas y cultura financiera, vinculada a una política crediticia orientada a la agroexportación, comercialización, entre otras líneas temáticas, dirigidas a los productores frutícolas. El programa de capacitación consta de dos componentes: componente teórico, que describe, analiza y contextualiza la tecnología y el componente práctico, que se desarrolla en la “unidad de aprendizaje o parcela”, espacio físico que sirve como laboratorio en vivo donde se pone en práctica las innovaciones tecnológicas a través del uso de herramientas de aprendizaje.

Se desarrollarán Escuelas itinerantes de capacitación con el objetivo de evitar movilizaciones de los agricultores a otras zonas y también aprovechar las zonas de producción donde desarrollan sus actividades agrícolas; en este modelo los técnicos realizarán los cursos de capacitación en territorio y se utilizarán los campos de producción de los propios agricultores para las actividades prácticas.

También se brindará capacitaciones específicas a asociaciones o grupos de productores que soliciten formación en temas prioritarios para su sector, en estos casos se diseñarían agendas que aborden los temas de interés de estos grupos específicos.

La implementación de las escuelas, es apoyada también por Gobiernos Autónomos Descentralizados, Organizaciones no gubernamentales de países hermanos como España (Fundación CODESPA), así como las empresas privadas: Ecojambi, Bestagro, Semidor y Ecuaquímica, quienes se han unido a esta iniciativa pública de beneficio para los agricultores.

La Escuela de Fruticultura iniciará en Imbabura para luego expandirse en las demás provincias de la sierra ecuatoriana, las capacitaciones serán impartidas por investigadores y técnicos de las instituciones organizadoras para abarcar todos las segmentos de la cadena de producción frutícola nacional y estarán enfocadas en rubros como aguacate, durazno, mora, naranjilla, cítricos, mango, guanábana, chirimoya, entre otros.

Se espera llegar a más de 1.200 productores de cultivos frutales del país apoyando con esto la reactivación económica y operativizando los ejes de la política pública agropecuaria.