Mocache, 07 de enero de 2021.- En las instalaciones de la Estación Experimental Tropical Pichilingue, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) liberó el nuevo híbrido de maíz duro cristalino y de alta calidad de proteína “RENACER”, como resultado de varios años de investigación en 38 localidades del país.

Este nuevo material del INIAP es recomendado para las principales zonas maiceras de las provincias de Los Ríos, Guayas, Manabí, Santa Elena, así como para los valles sub tropicales de la provincia de Loja.

En la zona central del Litoral “RENACER” produce rendimientos que, en función del manejo y las condiciones agro-ambientales, fluctúan entre las 7.5 y 12 toneladas por hectárea, convirtiéndose en una alternativa tecnológica de fácil aceptación.

Durante la presentación del híbrido de maíz, Xavier Lazo Guerrero, ministro de Agricultura y Ganadería, manifestó que “RENACER no solo es semilla; hay oro en polvo aquí” y agregó que el nombre significa esa nueva relación que nace entre el INIAP y el MAG, instituciones que están al servicio del productor.

Dijo que el compromiso es mejorar la calidad de la semilla, para aumentar la productividad y las condiciones de los productores, que ahora reciben asistencia técnica, créditos productivos especializados, incentivos a través de herramientas tributarias, entre otros.

“Cuando pensemos en los nombres de las variedades de las semillas, pensemos en los momentos y las circunstancias que nos deben emocionar de que sí es posible ser ricos con la agricultura”, sostuvo Lazo, al poner de ejemplo el nombre de la Avena Fortaleza 2020, que es porque fue uno de los años más difíciles, pero se resistió con fortaleza.

El Ministro consideró que Ecuador puede ser una potencia agrícola, e indicó que desde el Gobierno se ejecutan acciones como la creación del fideicomiso para bajar la tasa de interés del 11% al 6% para financiar el acceso a genética, a la semilla para mejorar la productividad, y para sistemas de riego individuales, que permitan aumentar la productividad

Por su parte, Andrés Andrade, director Ejecutivo del INIAP, indicó que la entidad “puede convertirse en esa fuerza motora que mueva la aguja de la pobreza rural, por eso esta entrega es más que material genético. Esta es una cadena en donde todos estamos inmersos, por eso debemos ganar productividad y competitividad”.

Agregó que la producción de maíz duro constituye la base de la economía de un gran número de pequeños y medianos productores, especialmente del Litoral ecuatoriano, pero también es parte importante de la cadena productora de proteína animal (carne de pollo y cerdos, así como producción de huevos comerciales), por lo que el INIAP ha puesto a disposición del sector productivo del país híbridos de alto potencial de rendimiento y resistencia a las principales enfermedades que afectan al cultivo.

“RENACER” posee tolerancia a las principales enfermedades foliares y pudrición de mazorca que afectan el cultivo de maíz en la zona central del Litoral ecuatoriano. Además, es tolerante al acame de raíz y tallo, por lo tanto, tiene excelente anclaje en el suelo.

INIAP trabaja constantemente en la entrega de nuevas alternativas tecnológicas que permitan mejorar la vida de los agricultores ecuatorianos. Trabajamos junto al productor por el desarrollo sostenible del agro.

En este evento, también BanEcuador entregó 42.260 dólares en créditos para impulsar el desarrollo de cultivos de maíz, y apoyar el desarrollo económico y productivo de los productores.