El Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) realizó el día de campo para la presentación del proyecto “Establecimiento de parcela de cultivo de arroz asociado con patos”, que se desarrolla en instalaciones de la Estación Experimental del Litoral Sur.

Bajo estrictos controles de bioseguridad, llegaron a las instalaciones del INIAP, cuarenta productores provenientes de diversas asociaciones y juntas de riego de  Daule, Yaguachi, entre otros cantones de la provincia del Guayas, Yaguachi, Durán Milagro y Taura, además de técnicos del MAG y el GAD Municipal de Salitre,  quienes conocieron acerca de este sistema que permitirá aumentar los ingresos económicos de los agricultores.

El proyecto consiste en cultivar arroz y criar patos en el mismo terreno, ya que estas aves se alimentan de plagas y malezas, lo que permite al agricultor utilizar menos pesticidas y herbicidas químicos que destruyan la tierra y contaminen el agua, logrando un producto más sano y una menor inversión.

Los excrementos de los patos son un excelente abono natural para la plantación, lo que supone un ahorro en los costos productivos por el menor uso de fertilizantes inorgánicos; además, estas aves revuelven el agua con sus patas, ayudando a obtener más oxígeno en las raíces de las plantas de arroz, promoviendo su crecimiento.

Este sistema ha sido probado con éxito en países como China, Vietnam, Cambodia, Filipinas, y ahora en Ecuador se está desarrollando de manera conjunta entre el INIAP, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Proyecto de Cooperación Sur-Sur del Programa Mundial de Alimentos – Ecuador.

Durante el día de campo, el Ing. Andrés Andrade, Director Ejecutivo del INIAP, conversó con los agricultores arroceros e hizo un llamado para evitar los monocultivos y comenzar a trabajar con cultivos asociados. Manifestó la importancia de experimentar e implementar nuevos sistemas de producción como este, para que los agricultores puedan mejorar sus ingresos económicos y de este modo disminuir la pobreza rural, ya que al ser una parcela multipropósito, los productores no solo obtendrán ingresos por la venta de arroz, además percibirán ingresos en corto tiempo por la venta de proteína animal.

El Director, también manifestó a nuestros agricultores, su compromiso para continuar trabajando en nuevas investigaciones, y acotó que el campo es uno de los componentes principales para reactivar la economía del país.

El sistema de producción arroz – pato, permite una disminución importante de presencia de plagas y enfermedades. Las plantas cultivadas con esta técnica producen mayor cantidad de hijos por planta, los tallos son más vigorosos, pesados y resistentes, y los rendimientos agrícolas promedios son alrededor de 4.3 t/ha.

INIAP, del campo para el campo.