Productores de Píntag, en la provincia de Pichincha, recibieron un total de 325.000 dólares en créditos de BanEcuador durante la agenda territorial que realizó este jueves el ministro de Agricultura y Ganadería, Xavier Lazo Guerrero, por parroquias rurales del cantón Quito.

En Píntag el Ministro visitó Hortaleg La Huerta S.A., dedicada a la producción y exportación de papa (bastones, patacones y chifles, prefritos y congelados en el sistema IQF) a Estados Unidos, El Caribe y Corea del Sur.

“Un producto como la papa puede llegar a un proceso de industrialización mucho mayor que el de ahora y llegar a explorar otros mercados”, dijo, al indicar que los productores tienen el apoyo unificado de las entidades vinculadas a la actividad agropecuaria: Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) y BanEcuador.

Precisamente como presidente del Directorio de BanEcuador, Xavier Lazo entregó créditos para la compra de ganado de leche y tierras, e indicó que ahora hay una política crediticia para la Súper Mujer Rural.

“Este crédito nos beneficia a toda la familia, porque compraremos una propiedad para criar ganado y producir leche, y además daremos trabajo a dos personas”, dijo Silvia Rodríguez, una de las beneficiarias.

También en Pifo el Ministro visitó las asociaciones Nueva Esperanza y Sierra Morena, donde conoció los programas y proyectos implementados para promover la reactivación agropecuaria en ese sector.

Dijo que cuenten con el MAG y el Gobierno “si necesitan apoyo en comercialización, asistencia técnica, capacitación, asesoramiento para obtener las certificaciones de las Buenas Prácticas Agropecuarias”, que son gratuitas para los pequeños productores y les permite reducir el pago de impuestos.

“Estamos en medio de un impacto económico y social, en el mundo entero y da gusto que las actividades se mantengan vigentes, operativas, para sostener la economía”, expresó.

El Ministro afirmó que, mediante la política pública, las innovaciones que se impulsan, la promoción de nuevos productos -como el camote para la exportación- o la agricultura por contrato, se apoya el desarrollo de la economía de las familias del campo.