Babahoyo, 01 de diciembre de 2020.- Como parte de los eventos para celebrar el Día Mundial del Suelo, la mañana de este martes el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en conjunto con el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), presentó en Babahoyo, provincia de Los Ríos, el proyecto productivo arroz – pato, actividad que combina la producción de gramínea con la crianza del ave.

Al taller asistieron autoridades, así como productores arroceros y las presidentas de las Juntas de Riego de Daule, Santa Lucía, Cojimíes, entre otros cantones, quienes conocieron las características del proyecto.

El presidente de la Junta de Riego de Babahoyo, Freddy Plascencia expresó su satisfacción por este proyecto y por el beneficio que traería a las familias productoras de la zona.

Durante su intervención, el subsecretario de Producción Agrícola, Andrés Luque, calificó a este proyecto como una verdadera “oportunidad social” que ayudará a los agricultores a obtener un doble ingreso en su economía, mientras se protege el suelo.

La incorporación de los animales permite mantener la salud del cultivo desde varios frentes: el ave se alimenta de las malezas y los insectos, de tal manera que los productores pueden disminuir la carga de químicos (pesticidas) en el suelo, y también los excrementos se convierten en abono. Adicionalmente, mejora la productividad y, eventualmente, disminuye costos de producción, debido a que se requiere un menor uso de insumos químicos.

Bajo tales parámetros, Luque aseguró que se puede generar un producto más especializado y atractivo enfocado a un segmento de la población cada vez más preocupado por obtener alimentos sanos. Además, las familias productoras pueden beneficiarse de la comercialización de la carne de esta ave, así como sus huevos.

“Estamos dando una nueva alternativa de proteína animal a los consumidores, incluso si se logra exportar una mayor cantidad de arroz, así como carne de pato, esto sería una gran noticia para el país”, apuntó el Subsecretario.

De momento, han sido instaladas varias parcelas demostrativas en localidades como Arenillas, en El Oro; en Crucita, Manabí; en la Estación Experimental del INIAP en Boliche, y en Daule, las dos en la provincia de Guayas. El objetivo del MAG es contar con una mayor cantidad de espacios y continuar investigando la genética idónea del ave para una producción local óptima.

El proyecto está basado en una técnica ancestral china de cultivo de arroz y crianza de patos, y en Ecuador tiene el apoyo del Programa Mundial de Alimentos (PMA). En las parcelas, se ha utilizado las nuevas variedades de arroz Élite e Impacto, desarrolladas por el INIAP y presentadas hace pocos días.