20 de abril de 2021. San Mateo, Esmeraldas, Ecuador. Agricultores familiares de la provincia de Esmeraldas, organizaciones de productores y autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) y el Centro Internacional de la Papa (CIP) realizaron la siembra participativa de 10 variedades de camote del CIP, 5 variedades del INIAP y 2 variedades locales en predios de la organización “Unión Agroartesanal Jardín Tropical”.

El objetivo es identificar de manera conjunta junto con productores, investigadores del INIAP, técnicos del MAG, actores clave de la agroindustria y expertos del CIP, aquellas variedades de camote que mejor se adapten a las condiciones agroecológicas de la provincia y que cuenten con el potencial de mejorar la nutrición de la población local y cumplir con los requerimientos de diferentes industrias para insertarse mejor en cadenas de valor.

El evento marcó el lanzamiento oficial en Esmeraldas del proyecto “Agroecología e innovación en las cadenas de valor de papa y camote en la Frontera Norte de Ecuador”, implementado en el marco de la Iniciativa Andina del CIP con financiación de la Unión Europea y de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El proyecto busca contribuir al acceso equitativo a mejores medios de vida para las poblaciones en situación de vulnerabilidad en la frontera norte​ de Ecuador, a partir de promover innovaciones tecnológicas, comerciales e institucionales que mejoren la sostenibilidad ambiental, económica y social de las cadenas de valor de papa y camote. Con una inversión total de 475 mil euros, busca impactar a 1,650 familias productoras de papa de las provincias de Carchi e Imbabura; y a 900 familias productoras de camote de las provincias de Esmeraldas y Sucumbíos.

El Representante del Centro Internacional de la Papa (CIP) en Ecuador, Horacio Rodríguez Vázquez, agradeció a los productores la confianza depositada en el CIP para llevar adelante estas actividades de investigación-acción en sus fincas y enfatizó que: “su colaboración, su tiempo, su trabajo y la facilitación de sus parcelas para realizar nuestra labor es fundamental para que, además de ustedes y sus familias, otros productores de camote del país mejoren su calidad de vida. Por eso, ustedes son, además de nuestra razón de ser, las y los socios principales del CIP en este y todos nuestros proyectos”.

El Director Ejecutivo del INIAP, Andrés Andrade, resaltó que la investigación científica debe transformarse necesariamente en acciones aplicables por los productores para resolver los retos que enfrentan, o de lo contrario se convierte en “letra muerta”. Comentó que, dada la importancia del camote para el país, en próximas fechas el INIAP realizará una gira de intercambio en Honduras para que productores de camote del Ecuador conozcan diferentes opciones de manejo postcosecha e industrialización del cultivo desarrolladas con éxito en el país centroamericano, e invitó a un representante de las asociaciones de productores que forman parte del proyecto “Frontera Norte” del CIP en Esmeraldas a sumarse a esta experiencia.

Jenny Roa, Presidenta de la Unión Agroartesanal Jardín Tropical, se comprometió a nombre de las personas que forman parte de la asociación a dar seguimiento cabal a las labores de manejo de cultivo para asegurar el éxito de la investigación conjunta entre los productores y el CIP, INIAP y MAG.